Skip to content. | Skip to navigation

Personal tools
Log in
Sections
You are here: Home Volume V March 2006 Artículo Destacado: Actualizando los procedimientos de aclimatación de peces marinos: Parte 2

Artículo Destacado: Actualizando los procedimientos de aclimatación de peces marinos: Parte 2

By Terry D. Bartelme Posted Mar 15, 2006 12:00 AM Pomacanthus Publications, Inc.
Terry continúa con su cobertura sobre la aclimatación, recuperación, el rol de la terapia de la hiposalinidad, factores que influencían los comportamientos alimenticios y equipo que puede utilizarse para la aclimatación y cuarentena.

La cuarentena, el estres y la aclimatación fueron discutidos en la primera parte de esta serie que consta de dos partes. Aquí continuamos con la aclimatación, recuperación, el rol del tratamiento de hiposalinidad, factores que influyen en los comportamientos de alimentación, y algo de manejo de equipo durante la aclimatación y cuarentena.

Recuperación

El porcentaje de peces que mueren directamente por la pobre calidad del agua durante el transporte es muy bajo. Los más altos porcentajes de mortalidad que ocurren post-embarque (relacionadas con el estres relacionado con el transporte y manejo) se deben a disfunción osmótica, funcion inmune alterada y enfermedad mediada por estres (Noga, 2000. Stoskopf, 1993). Los peces manipulados y transportados son susceptibles a los patógenos oportunistas, especialmente bacterias, que se aprovechan del huésped inmunodeprimido por el estres (Mazeaud et al, 1977). La mayoría de las perdidas ocurren en la primer semana después del transporte, pero el período crítico se extiende por varias semanas.

Las alteraciones en la barrera mucosa / escamas / piel, hacen que la osmorregulación sea difícil y provocan que los peces sean mas susceptibles a las infecciones oportunistas, especialmente por bacterias. Productos que contienen polímeros (PVP o polivinilpirrolidona) como Pro Tech Coat Marine y StressGuard, proveen una barrera temporal hasta que los tejidos sanen y la capa de mucosa se recupere (Carmichael & Tomasso, 1988).

El agregar vitaminas y ácidos altamente grasos no saturados (AAGS) al alimento puede ayudar al pez a recuperarse del estres (Kraul et al, 1993; Ako et al, 1994). Los mecanismos de defensa no específicos del sistema inmune son de vital importancia para la protección del pez (Secombs & Fletcher, 1992). El beta glucano ha demostrado mejorar la función inmune en peces y otros animales a traves de la aceleración del sistema inmune no-específico que puede ayudar a prevenir la enfermedad y asistir en vencer la infección. El beta glucano es un ingrediente en algunos alimentos usados en la acuacultura. Tu puedes administrar beta glucano a tus peces colocándoselo en su alimento. Para mas información sobre beta glucano, ver aquí:

http://www.marineaquariumadvice.com/beta_glucan_biological_defense_modulator.html

Los cambios rápidos y abruptos en temperatura y pH son muy estresantes para los peces. A pesar de esto, los peces tienen variaciones en cuanto a su habilidad para resistir los cambios de ambos factores. Esto provoca que sea difícil hacer recomendaciones o guías de como ajustar estos parámetros en un período de 24 horas. Las oscilaciones de temperatura alteran el índice metabólico, el balance del pH sanguíneo y la osmorregulación. Los cambios rápidos de temperatura también pueden llevar a problemas en la vejiga natatoria. Los cambios rápidos en el pH son muy estresantes para el pez y afectan la química sanguínea.

Se ha sugerido un cambio de temperatura por día (Noga, 2000), de un grado Fahrenheit por hora (1F/hora) con un pico máximo de sólo 3 grados Fahrenheit o 3 grados Celsius (igual a 5.4F) por día.

Stephen Spotte sugiere que si la temperatura va ser elevada a su máximo en un período de 24 horas, esto se limite a 2 grados Celsius (3.6 F) por hora, y si la temperatura será disminuida, que sea de 1 grado Celsius (1.8F) (Spotte, 1979). Limitar los cambios de pH a .3 unidades en un período de 24 horas es una buena opción (Andrews, et al, 2003). Otros sugieren que el pH no debe variar más de .2 - .5 unidades por día, a menos que el cambio en el nivel sea para tratar de salvarles la vida (Noga, 2000).

Cuatro objetivos cruciales para la recuperación de los peces:  

  • Reducir el estres junto con la consecuente excreción de hormonas de estres.
  • Obtener una homeostasis normal, que incluya balance osmótico, iónico y equilibrio ácido-base.
  • Recuperación completa del sistema inmune.
  • Regreso de los hábitos alimenticios.

La reducción rápida del estres es esencial para la recuperación. Hay que escoger un lugar tranquilo para la pecera, con luz tenue y con muchos lugares para que los peces se escondan. Un alto nivel de hormonas de estres en sangre, inhiben al sistema inmune. Si se minimizan los factores de estres, las hormonas de estres comenzaran a disminuir. Para ayudar a los peces a recuperar el equilibrio ácido-base, se debe ajustar la temperatura y el pH lentamente a lo largo de días, hasta que estos parámetros se acoplen a los que se tiene en el acuario (colocar los parámetros del agua en la vitrina del acuario a niveles aceptables).

El estres provocado por el transporte, se diagnostica clinícamente por una disminución en la osmolaridad plasmática en peces de agua dulce, o por el incremento en la osmolaridad en especies de agua salada (Carmicheal et al, 1984, Robertson et al, 1988). Los peces severamente estresados pueden perder mas del 10% de su peso en un periodo de 9-49 horas. Esta pérdida de peso se le atribuye a disfunción osmótica que lleva a la deshidratación. (Sleet & Webber, 1982).

Contrariamente a la creencia popular de que la disminución de la salinidad del agua de mar es estresante para los peces marinos teleósteos (peces de arrecife coralino), la reducción del grado (diferencia en la salinidad) entre los fluídos internos del pez y el ambiente que los rodea, alivia las alteraciones iónicas e hídricas (Wedemeyer, 1996. Carneiro & Urbinati, 2001). Los peces que se mantienen en agua que se acerca a la isotonicidad (la salinidad del agua del ambiente se compara con los fluidos internos del pez) incrementan su resistencia al estres (Lim et al, 2000). Ademas, estos peces, muestran una mortandad significativamente más baja a los 7 días posteriores al embarque.

Sugiero colocar al pez marino teleósteo directamente en un ambiente hiposalino durante la aclimatación y el período de cuarentena (Lowry 2004). Una salinidad de 12ppt (gravedad no específica) se acerca a la isotonicidad de los peces de arrecifes de coral. Yo prefiero mantenerlos en una salinidad de 12-14 ppt por treinta dias o más. La salinidad puede ser elevada unos cuantos puntos por día, hasta que sea lo mas cercano posible al agua de mar natural, o se acerque a la que ajustaste a tu acuario.

A pesar de que los estudios indican que algunas especies de peces marinos teleósteos crecen mas rápido en salinidad de 14 ppt más que en 35 ppt (agua de mar natural) (Lambert, Dutil y Munro, 1994), no sugiero mantener las condiciones hiposalinas indefinidamente. No se debe exponer a invertebrados marinos, tiburones, mantarrayas, roca viva o arena viva a condiciones hiposalinas.

La hiposalinidad ayuda a los peces teleósteos marinos a recuperase a traves de 5 maneras 

  • Ayuda a controlar los parásitos externos.
  • Ayuda al pez a recuperar el balance osmótico más rápidamente.
  • Ayuda a que el pez que ha sido lastimado o que ha perdido protección de su mucosa mantenga su balance osmorregulatorio.
  • Conservar energía que puede ser usada para recuperar la homeóstasis normal y para resistir las enfermedades.
  • Ayudar al pez a recuperar los hábitos alimenticios más rapidamente.

El beneficio más obvio de la terapia de hiposalinidad en los peces marinos, mientras se aclimatan en cautiverio, es el hecho de que es una manera proactiva de lidiar con los parásitos externos. De cualquier forma, no existen beneficios significativos para los peces teleósteos marinos.

La disfunción osmoregulatoria es una parte inherente del estres en los peces. El reducir el grado de salinidad entre los fluidos internos del pez y el ambiente que lo rodea, los ayuda a recuperar el balance osmótico más rápidamente.

Las lesiones físicas son eventos que ocurren muy comúnmente durante el manejo y transporte de los peces. Las heridas que alteran la barrera mucosa / escamas / piel provocan que la osmorregularidad sea mas difícil y un costoso gasto de energía. En los peces marinos, la presión osmótica puede causar que los líquidos salgan a traves de las heridas hacia el agua. Al reducir la salinidad del agua, disminuye la presión osmótica, y de esta forma disminuye la pérdida de líquido a traves de las heridas o de la barrera mucosa lesionada.

Típicamente, los peces marinos teleósteos consumen 25-50% de su energía metabólica en el proceso de osmorregulación. El conservar energía metabólica es esencial para su uso en otros procesos, tales como recuperar la homeóstasis normal, resistir a las enfermedades, etc.

El balance en la osmorregulación es un factor que influye en los hábitos alimenticios, por lo que es razonable asumir que un pez que recupera rápidamente el balance osmótico comenzara a alimentarse en breve. Los peces deberían recuperar el balance osmótico más rapido en condiciones de hiposalinidad.

Factores que influyen en los hábitos alimenticios

  • Seguridad
  • Salud
  • Temperatura
  • Períodos de luz
  • Balance osmorregulatorio

Es muy importante que los peces comiencen a alimentarse unos cuantos días despues de haber llegado. Se puede ayudar a los peces a sentirse seguros en su ambiente de varias formas. Una es pintar el fondo, las paredes laterales y la pared posterior de la pecera. Otra forma es colocar la pecera en un lugar tranquilo alejado del ruido y de las actividades de la vida diaria. Tambien se puede colocar la lámpara sobre el acuario e introducir varios tubos de PVC de varios diámetros a manera de escondites para el pez.

La salud es también un factor importante que influye en los hábitos alimenticios. Se puede agregar vitaminas tales como ZOE directamente al agua del acuario. Los peces marinos absorberán las vitaminas del agua. Las vitaminas pueden ayudar a los animales a recuperar su salud y a estimular su apetito. Mantén un lote de medicamentos a la mano para tratar las infecciones más comunes.

Mientras se alcanza la temperatura óptima para una especie de pez en particular, éste comenzará a alimentarse paulatinamente. No debe establecerse una temperatura que puede que el pez no tolere. Debe fijarse el objetivo de proveer las condiciones adecuadas para los animales, incluyendo la temperatura.

La iluminación debe estar encendida durante la mayor parte del tiempo durante los primeros días. Hay que tener en mente que algunas especies son nocturnas, mientras que otras sólo se alimentan durante el día. Es probable que se tenga que experimentar con la iluminación, ya que puede haber diferencias entre las especies y su respuesta a su alimentación con diferentes intensidades de luz.

El balance osmorregulatorio es un factor importante que influye en los hábitos alimenticios. Las condiciones de hiposalinidad ayudan al pez a recuperar el balance osmótico mas rápidamente después del manejo y el transporte. Al regresar a la homeóstasis normal, el pez comenzará a alimentarse.

Los peces reaccionan ante los colores, el movimiento, sabores, olores y sonidos como estímulo para alimentarse. El alimento vivo es un buen inicio para su alimentación, aunque no es el más completo nutricionalmente hablando. El humedecer el alimento en ajo parece incrementar el apetito en algunos peces. Unas cuantas gotas de aceite de hígado de bacalao en la comida también puede ayudar. El aceite de hígado de bacalao contiene mucha vitamina A por lo que no se debe usar continuamente, debido al riesgo que existe de sobredosis.

Pasos para una mejor aclimatación

  1. Preparar un filtro biológico ideal para el sistema en cuarentena lo antes posible. Beneficios: provee un ambiente estable sin la exposición a toxinas como el amonio.
  2. Cuando sea posible, ajusta el pH y la temperatura en la pecera de manera que sea casi igual a la que vienen embolsados los peces. Beneficios: los peces pueden ser liberados inmediatamente de su bolsa transportadora y así nadar en agua oxigenada. Esto reduce el estres y ayuda al pez a eliminar el ácido láctico y el amonio de su cuerpo. Esto permite además que la aclimatación a los cambios de temperatura y pH sea de minutos u horas, en lugar de días.
  3. Utilizar condiciones de hiposalinidad. Beneficios: Combatir los parásitos externos y contrarrestar la disfunción osmótica causada por manejo y transporte.
  4. Utilizar luz tenue o luz roja. Beneficios: Previene el shock producido por luz, ademas de que tiene un efecto relajante en los peces.
  5. Evitar quitar a los peces de su ambiente natural (agua) y evitar el uso de redes. Beneficios: el transporte de peces de agua hacia agua usando bolsas de plástico o contenedores de especimenes previene: estres, colapso de las branquias, acumulación de ácido láctico y lesiones.
  6. Sacar a los peces inmediatamente del agua con la que fueron enviados y depositarlos rápidamente en agua limpia y oxigenada. Beneficios: los peces reduce el estres al nadar en agua oxigenada lejos de las toxinas, reduce la cantidad de hormonas de estres del torrente sanguíneo, ayuda al pez a remover las toxinas de su cuerpo y provee del oxígeno esencial para la osmorregulación y otros procesos vitales.
  7. Agregar polímeros como los que se encuentran en Pro Tech Coat Marine o en Stress Guard (Polivinilpirrolidona) al acuario. Beneficios: Protege las heridas y ayuda en la osmorregulación.
  8. Usar beta glucano, vitaminas y ácidos grasos Omega 3. Beneficios: el beta glucano mejora la respuesta inmune, mientras que las vitaminas y los ácidos grasos Omega 3 ayudan a aliviar el estres y a acelerar la recuperación.
  9. No alimentar a los peces durante las primeras 24 horas. Beneficios: La energia metabólica va dirigida directamente a las funciones esenciales para la supervivencia inmediata, tal como lo es recuperar la homeóstasis normal.
  10. Alentar la aclimatación con respecto a los cambios en temperatura y pH . Beneficios: un pez menos estresado es preferible por sobre la aclimatación rápida, ya que esto mejora la supervivencia.

Equipo práctico para aclimatación y cuarentena

  • Poly Filter de Poly Bio Marine (Almohadilla de filtracion química)
  • Tubos de PVC para escondites
  • Contenedor Rubbermaid Grado Alimenticio
  • Refractómetro
  • Bolsas de polietileno limpias y contenedores de espécimen
  • Beta glucano
  • Acidos grasos altamente insaturados (Selcon)
  • Vitaminas
  • Termómetro infrarrojo con rayo laser
  • Sonda de pH
  • Arena no calcárea
  • Polímeros tales como los que se encuentra en StressGuard y Pro Tech Coat Marine
  • Lupa
  • Pruebas para amonio, cobre, etc.
  • Medicamentos

Poly Filter es una plataforma química filtrante que remueve toxinas como el amonio, nitritos, cobre y otras impurezas del agua. Los tubos de PVC son inertes y fáciles de conseguir en la mayoría de las casas de sanitarios. Los contenedores Rubbermaid son tan buenos como una pecera. Un refractómetro es una herramienta indispensable para la medición de la salinidad, especialmente si se estan tratando peces con tratamiento de hiposalinidad. Las bolsas de polietileno limpias o contenedores de especimen hacen que el pez vea borroso dentro del agua y son excelentes para atrapar y transportar peces. El beta glucano mejora la función inmune. Un termómetro infrarrojo con rayo laser es una herramienta muy útil para verificar la temperatura en múltiples acuarios y en bolsas transportadoras sin abrirlas. Un medidor de pH como el pH51 de Milwaukee Instruments puede ser muy útil. Se debe usar arena no calcárea en el acuario para especies como los gobios y los peces doncella, los cuales hacen agujeros como hogar o para dormir. El uso de la lupa en la pecera hace más fácil la identificación de lesiones o anormalidades en el pez. El tener a la mano medicamentos para las infecciones más comunes puede ahorrar tiempo valioso.

Conclusión

Mis recomendaciones para actualizar el proceso de aclimatación de peces teleósteos marinos no están basadas en lo que es mas fácil de hacer, ni en lo que cuesta más caro, ni siquiera en lo que es más rápido o más práctico. Mis prioridades son la salud y longevidad de los peces en cautiverio. Creo que estos animales merecen todo el beneficio que nuestro conocimiento y habilidades les puedan dar, dándoles la mejor posibilidad de una larga y saludable existencia bajo nuestro cuidado.

La aclimatació no es sólo que el pez se acostumbre a las condiciones del agua, sino que también ayuda a que el animal se recupere de la captura, manejo y embarque. El proceso de aclimatación no está completo sino hasta que el pez recupere su fuerza, se adapte al cautiverio, se acostumbre a los nuevos alimentos, a sus compañeros de pecera y al acuarista que cuida de él.

Una las mejores cosas del mantenimiento de un acuario marino es que este hobby esta evolucionando contínuamente. Nuestra voluntad de examinar nuevas ideas y formas de hacer las cosas es una de las fortalezas mas grandes del hobby. Mientras adquirimos más conocimiento y ampliamos nuestro entendimiento en como aplicarlo, los métodos, procedimientos, equipo y otros aspectos ya han evolucionado, esto hace posible que nuestra habilidad para mantener, sostener y cultivar nuestro hobby, así como a los animales bajo nuestro cuidado, crezcan con cada nuevo avance.

Referencias

  1. Ako, H. Tamaru, C.S. Bass, P. & Lee, C.-S. "Enhancing the resistance of physical
  2. stress in larvae of Mugil cephalus by the feeding of enriched Artemia nauplii." Aquacul-
  3. ture,122, 81-90, 1994.
  4. Andrews, C. Excell, A. & Carrington, N. "Manual of Fish Health." Firefly Books Ltd. Buffalo, New York, 2003.
  5. Bartelme, T.D., "Reducing Losses Associated with Transport & Handling in Marine Teleost Fish." Advanced Aquarist Online Magazine, May, 2004.
  6. http://www.marineaquariumadvice.com/reducing_losses_with_transport.html
  7. Bartelme, T.D., "Beta Glucan as a Biological Defense Modulator: Helping Fish to Help Themselves ." Advanced Aquarist Online Magazine, September, 2003c.
  8. http://www.marineaquariumadvice.com/beta_glucan_biological_defense_modulator.html
  9. Bartelme, T.D. "No Nets Please: Better Health Through Better Handling." Reefkeeping, September, 2003b.
  10. http://www.marineaquariumadvice.com/no_nets_please.html
  11. Carmichael, G.J. & Tomasso, J.R. "Survey of Fish Transportation Equipment and Techniques." Progressive Fish Culturist, 50, 155-159, 1988.
  12. Carmicheal, G.J. Tomasso, J.R. Simco, B.A. & Davis, K.B. "Characterization and Alleviation of Stress Associated with Hauling Largemouth Bass." Transactions of the American Fisheries Society, 113, 778-785, 1984.
  13. Carneiro, P.C.F. & Urbinati, E.C. "Salt as a Stress Response Mitigator of Matrinxa, Brycon cephalus (Gunther) ,During Transport." Aquaculture Research, 32, 297-304, 2001.
  14. Kraul, S. Brittain, K. Cantrell, R. Nagao, T. Ako, H. Ogasawara, A. & Kitagawa, H. "Nutritional Factors Affecting Stress Resistance in Larval Mahimahi Coryphaena hippurus." Journal of the World Aquaculture Society, 24. 186-193, 1993.
  15. Lambert, Y. Dutil, J-D & Munro, J. "Effects of intermediate and low salinity conditions on growth rate and food conversion of Atlantic cod (Gadus morhua)."
    Canadian Journal of Fisheries and Aquatic Sciences [CAN. J. FISH. AQUAT. SCI.]. Vol. 51, no. 7, pp. 1569-1576. 1994.
  16. Lim, L.C. Wong, C.C. Koh, C.H. Dhert, P. & Sorgeloos, P. "A Stress Resistance Test For Quality Evaluation of Guppy (Poecilia reticulata)." Abstract Book of First AVA Technical Seminar, pp. 4-5, Agri-food & Veterinary Authority of Singapore, Singapore, 1 September 2000.
  17. Lowry, T. "Quarantine of Marine Teleost Fish Using Hyposalinity." Advanced Aquarist Online Magazine, Nov, 2004.
  18. Mazeaud, M.M. Mazeaud, F. & Donaldson, E.M. "Primary and Secondary Effects of Stress in Fish: Some New Data with a General Review," Transactions of the American Fisheries Society, 106, 201-12, 1977.
  19. Noga, E.J. "Fish Disease: Diagnosis and Treatment." Ames, IA: Iowa State University Press, 2000.
  20. Pickering, A.D. "Stress Responses and Disease Resistance in Farmed Fish." In Aqua Nor 87, Conference 3: Fish Diseases - a Threat to the International Fish Farming Industry. Pp. 35-49. Norske Fiskeoppdretteres Forening, Trondheim , 1987.
  21. Robertson, L. Thomas, P. & Arnold, C.R. "Plasma Cortisol and Secondary Stress Responses of Cultured Red Drum (Sciaenops occellatus) to Several Transportation Procedures." Aquaculture, 68, 115-130, 1988.
  22. Secombs, C.J. & Fletcher, T.C. "The Role of Phagocytes in the Protective Mechanisms of Fish". Annual Review of Fish Diseases, 2, 53-71, 1992.
  23. Sleet, R.B. & Weber, L.J. "The Rate and Manner of Seawater Ingestion by a Marine Teleost and Corresponding Water Modification by the Gut." Comp. Biochem. Physiol. 72A, 469-475, 1982.
  24. Spotte, S. "Seawater Aquariums - The Captive Environment." John Wiley & Sons, Inc. New York, NY, 1979.
  25. Stoskopf, M.K. "Fish Medicine." W.B. Saunders Company. Philadelphia, Pennsylvania, 1993.
  26. Wedemeyer, G.A. "Handling and Transportation of Salmoniods," Principals of Salmoniod Aquaculture. Pennel, W. & Barton, B., eds., Elsevier Publishing, Netherlands, 1996.
Document Actions
blog comments powered by Disqus
ADVANCED AQUARIST