Skip to content. | Skip to navigation

Personal tools
Log in
Sections
You are here: Home Volume V March 2006 Artículo Destacado: El fenómeno de la "Fragmentación"

Artículo Destacado: El fenómeno de la "Fragmentación"

By Mike Paletta Posted Mar 15, 2006 12:00 AM Pomacanthus Publications, Inc.
Mike discute el fenómeno de la fragmentación y su exito.

Para cualquiera que ha estado en el hobby de arrecifes coralinos, cualquiera haya sido el lapso de tiempo, los nuevos descubrimientos en el corte de corales han sido increíbles. La propagación de corales, especialmente en corales duros, ha ido en aumento en los últimos quince años. Sin embargo, el debate, la venta, intercambio y la pasión por los fragmentos o "frags" es un fenómeno reciente. Muchos de los que nos hemos involucrado en mantener corales en la década de 1990 aprendimos que fue posible la producción de nuevas colonias de corales duros únicamente quebrando una rama de la colonia madre e incrustándola en un sustrato donde eventualmente se formará una nueva colonia. Mucha de esta experiencia acumulada, fue adquirida mediante el resultado de los muchos problemas que fueron inicialmente encontrados al intentar exitosamente conservar corales duros, que en aquel entonces era bastante más difícil que mantener corales blandos. Como resultado de estas dificultades, las deterioradas colonias que fueron mantenidas en cautiverio comenzaron a morir después de un tiempo. Cuando esto ocurría, especialmente con problemas de necrosis rápida de tejido (RTN) o necrosis lenta de tejido (STN), una cierta cantidad de colonias daban la apariencia de estar sanas mientras otras porciones estaban en claro deterioro. Intentando preservar la colonia, la porción sana de la colonia o los brazos de esta sección de la colonia eran tomados y colocados en un pedazo de roca viva limpia o cualquier otro sustrato, con la esperanza de que éste se pegara. En esos días los resultados eran a prueba y error, como fragmentar colonias enfermas es asunto de la naturaleza y no una buena forma de comenzar. Afortunadamente mediante experiencias y a través del uso compartido de información correcta, ahora es relativamente fácil la fragmentación de corales y en la mayoría de los casos, exitoso.

Nov04-001.jpg

El tanque en el estado de Penn, diseñado por Sanjay Joshi. Este tanque esta lleno de colonias que han crecido de fragmentos de Sanjay a recolectado.

Nov04-004.jpg

Vista superior del tanque.

Como el nivel de éxito ha aumentado tanto, también lo ha hecho la demanda de fragmentos de corales raros, coloridos o corales únicos. Esta demanda por corales duros, raros o brillantes es parcialmente debido al dramático incremento del éxito en el hobby en los últimos años. Considerando que hace diez años el 90-95% del hobby estaba enfocado únicamente en mantener acuarios de solo peces, la evolución que ha tenido el hobby muestra ahora que cerca del 50% de los aficionados marinos mantienen algún tipo de acuario de arrecife. Además, hace 10 años la mayoría de los aficionados de acuarios de arrecife mantenían casi únicamente corales blandos como Sarcophytons, Xenia, Sinularias, y unos pocos corales duros como Euphyllia, Plerogyra, hoy casi tantos poseedores de acuarios de arrecife mantienen tanques de corales duros hospedando corales como Acropora, Montipora y Pocillopora, por nombrar sólo algunos de los géneros que se mantenían. La otra razón por la que se incrementó la demanda de la fragmentación para la propagación es mejor entendida por la necesidad de preservar los arrecifes coralinos, así como el hecho de que estos hermosos y coloridos corales son relativamente raros en un arrecife. Este último factor lo observé personalmente en un viaje de buceo a Fiji, donde el número de corales oscuros contra a los coloridos es aproximadamente de 100:1 en un arrecife. Mediante el intercambio y la compra de fragmentos propagados, los aficionados ahora comprenden que no únicamente están depredando menos los arrecifes, si no que también obtienen corales bien adaptados al cautiverio y que mantienen una hermosa coloración, que es tan deseable .

Hay otras razones por las que se ha aumentado la fragmentación de corales. Primero permite el comercio de corales raros que de otra forma no se podrían conseguir. Segundo permite el cultivo de corales que usualmente muestran buena respuesta al cautiverio. Tercero, los fragmentos cultivados tienen menor probabilidad de introducir enfermedades a diferencia de colonias coralinas salvajes. Y cuarto, aún cuando los fragmentos se tienen que comprar, usualmente son más baratos que una colonia completa .

Un resultado interesante es que en los últimos años han aparecido varias docenas de sitios web que se dedican a la venta y comercio de fragmentos de coral, que aumenta más cuando no hay colonias disponibles. Cuando la demanda excede a la disponibilidad aumentan los precios. Como consecuencia, el precio de estos fragmentos es asombroso, como algunos pequeños fragmentos de ½ - ¾ pulgada se venden por cientos de dólares dependiendo de su coloración y rareza. Muchos de estos emprendedores han aprendido técnicas de comercialización poniéndole a sus corales nombres contagiosos e incluyendo la fuente de su origen, con esto pueden incrementar su categoría, así como su precio. Corales como los de Leng Sy llegan al clímax (una Montipora capricornis verde de borde morado), monstruo purpura de Tyree (un morado intenso de Acropora valida con una forma única de crecimiento) y el acro azul de Paletta (un azul fuerte de Acropora tenuis / pulcra) solo por mencionar tres de esta tendencia. Curiosamente ninguno de estos nombres tiene que ver con el verdadero nombre del tipo de coral.

August05-025.jpg

Esta colonia de Stylophora esmeralda crecio de un fragmento de menos de 1 pulgada de Leng Sy

La historia detrás de la acropora azul de Paletta es un ejemplo de como este fenómeno comenzó. A principio de los 1990´s, cuando mantener corales duros como Acroporas era relativamente raro yo tuve la fortuna de traer de vez en cuando varias cajas de corales duros de Jakarta. La mayor parte de todos lo corales eran cafés o beiges, y si teníamos suerte algunos de ellos tenían puntas coloridas. Cuando estos corales llegaban, lo cual no era frecuente, compartía con mis amigos una cantidad de ellos y más o menos todos participábamos del botín. Como mencioné arriba, la mayoría de corales que obteníamos eran cafés o beiges con algunos extremos coloridos, bueno eso fue al principio. Este coral venía con un color café muy oscuro que nadie lo quería. Conserve este coral aún cuando no tenía muchas esperanzas de que se coloreara ni tampoco entendía realmente los factores que hacen que un coral tomara color, el cual era algo parecido a un palillo marrón de unas 4 pulgadas. Así que lo metí al fondo del tanque detrás de otro coral y me olvide de él. Después de unos nueve meses cuando moví este coral, me encontré con el coral olvidado, y fue cuando descubrí que tenía un color azul brillante que jamás había visto, un poco raro porque de hecho no era un color azul exactamente. Con un poco de suerte podría ir a Boise, Idaho, a hablar en nombre de Sally Jo y Leroy Headlee en el GARF y prometí llevarles unos fragmentos del coral para intercambiar. Ya habíamos hecho algunos intercambios antes y estaba seguro que si les daba unos fragmentos del coral no lo perderían, ya que ellos mantienen viva prácticamente cualquier cosa. En un paquete de fragmentos de coral que compre estaba una pieza de una pulgada del coral blue Acropora. No sabíamos a que especie pertenecía ya que la colonia era muy pequeña aún y era relativamente complicado obtener una clara identificación. Para el siguiente año hicieron crecer el fragmento y comenzaron a vender pequeños fragmentos del mismo. La gente se quedaba con la boca abierta una vez que comenzaron a ver el blue Acropora. Debido a que Leroy no distinguía este coral de los demás acroporas azules que tenía en aquel momento, comenzó a llamarlo Paletta blue acro para distinguirlo de los demás. Así fue como obtuvo su nombre esta especie de Acropora. Lo mismo ha sucedido con docenas de corales desde entonces y la demanda por ciertas especies de coral ha incrementado esta práctica. El intento de esta práctica es con la intención de aumentar los precios de corales con nombres interesantes. Algunos de los nuevos nombres como Cáliz Ojo de Alien, Montipora Superman o Acropora Increíble Hulk . Lo que es interesante de esto es que la demanda y el valor de estos corales aumentan debido a su aspecto diferente, lleno de colores brillantes y únicos, cuando son mantenidos bajo ciertas condiciones. Y a menos que no sea bajo óptimas condiciones, pareceran ser de color marrón. El resultado de esto podría ser que en el futuro, algunos corales pudieran adquirir diferentes nombres dependiendo de quien lo cultive y bajo que condiciones.

Técnicas Apropiadas de fragmentación

Como he mencionado anteriormente, en el pasado cuando los corales eran fragmentados, el éxito obtenido se debía más a la suerte que a la habilidad. Ahora, después de muchos años de experiencia en fragmentar corales y con el conocimiento de que fragmentar corales sanos es mucho más seguro que fragmentar corales enfermos, la tasa de éxitos es mucho mayor. Además de que la técnica y el equipo necesario han sido estandarizados de manera relativamente simple. Sin embargo, aún continuan algunas diferencias de opinión respecto a como fragmentar corales correctamente de manera exitosa y sin dañar al coral madre y al fragmento. Lo primero que se requiere es tener las herramientas adecuadas. Para corales duros el equipo es relativamente sencillo de conseguir y casi la mayoría de los aficionados lo poseen. Para cortar el coral, con unas pinzas para cortar cables y unas pinzas de punta delgada basta. Las pinzas para cortar cables son buenas para cortar finamente los retoños del coral, por ejemplo, montiporas, acroporas, seriatoporas y styloporas y casi cualquiera de los más finos corales como echinophyllias yoxyporas. Las pinzas de punta delgada son útiles para fragmentar pedazos grandes de coral como pocilloporas, acroporas humilus, etc. Además de estas herramientas, algunas pinzas (de las que vienen en las navajas suizas) son muy útiles. Unas largas pinzas de este tipo son útiles cuando cae el fragmento en medio de las rocas, donde es muy difícil de sacar sin tener que desprender algo de roca viva. Es por esto que este tipo de pinzas son muy útiles. Cinta adhesiva para uso marino también es muy importante tener a la mano. El mejor tipo es el que tiene un tipo de gel con super pegamento y a prueba de agua. Además de la cinta adhesiva, un poco del material de este en donde ensartan las flores, de plástico (el que usan los floristas) será útil para sostener los fragmentos. Por último un cepillo para mantener limpia el área y libre de algas alrededor del fragmento, lo cual es esencial para que crezca. Un cepillo de dientes es perfecto para este propósito.

DSC00024.jpg

 

Herramientas comercializadas.

DSC00027.jpg

Fragmentos aclimatándose en una cesta de malla.

La colonia madre deseada para fragmentar debería ser seleccionada saludable y creciendo. Muchos de nosotros aprendimos a fragmentar corales cuando las colonias estaban muriendo y fragmentarlas era el único medio para mantener aunque sea una pequeña porción de ellas viva. Sin embrago al ganar experiencia habíamos aprendido que el tomar fragmentos de colonias saludables producía fragmentos que tenían una mayor probabilidad de éxito. Una vez que la colonia había sido seleccionada, la rama en la colonia debía ser escogida para removerse. Usualmente esta rama estaba en la porción más baja detrás o en el lado. Estas ramas eran escogidas ya que su remoción no detractaría la belleza de la colonia. La rama seleccionada debía ser rota lo más limpiamente posible con las cortadoras de cables o las pinzas largas. El objetivo es cortar en un movimiento rápido, más que cortar o aplastar el tejido en el fragmento o la colonia madre. Cuando esto esta hecho apropiadamente y limpiamente, hay poca probabilidad de infección a la colonia madre o al fragmento. En algunas de las colonias madre que he fragmentado, he visto que algunas de las colonias madre crecen más rápido después de ser fragmentadas, por lo que he observado cuando las he dejado solas. Los fragmentos deberían de ser de un largo lo más próximo a por lo menos una pulgada en tamaño. Entre más grande es el fragmento de coral, hay mayor probabilidad que le irá bien después de un tiempo. He comprado e intercambiado fragmentos que llegaron conmigo a menos de ½ pulgada en tamaño. A estos fragmentos les ha ido tradicionalmente mucho peor que a los fragmentos que recibí que tenían un tamaño de una pulgada o más. Estos pequeños fragmentos son más difíciles para trabajar con ellos, se caen y se pierden fácilmente, son más sensibles a cambios en la calidad de agua y toman mucho más para crecer a un tamaño razonable que los fragmentos grandes. Esto es el porque cuando intercambiamos o compramos fragmentos, deberías saber antes el tamaño de los que estás obteniendo para no ser decepcionado. Sin embrago, para corales raros donde la demanda excede por mucho al suministro, la única oportunidad de obtener estos corales puede ser una buena disposicón a aceptar estos pequeños fragmentos.

Cualquiera que sea el tamaño del fragmento obtenido el manejo de ellos debería ser el mismo. Primero, ha sido mi experiencia que a los fragmentos sin montar que han sido recién obtenidos, debería dárseles un par de días para recuperarse después de su transporte antes de ser montados en un tanque nuevo. Para permitir que estos corales se recuperen, coloco todos los fragmentos nuevos en una caja perforada para permitir que la corriente fuerte pase através de ellos. Estas cajas son fácilmente obtenidas en tiendas de suministro de estanques. Además de un buen flujo, los corales son expuestos a luz moderada. Los corales nunca son colocados bajo luz fuerte e intensa después de su llegada ya que es probable que lleve a su blanqueamiento. La caja que los contiene es colocada a un lado, lejos de la luz intensa y cartones de huevo son colocados sobre la caja para proteger aun más los fragmentos.

Después de dos o tres días y después de que los haya visto extendiendo sus pólipos, los corales son montados. Inicialmente la mayoría de los hobbyistas montan fragmentos para que la porción cortada del fragmento esté asegurada al sustrato y la punta de la rama este hacia arriba, ya que de esta manera es como la colonia madre esta creciendo. Desafortunadamente esta no es la manera óptima de conseguir que un fragmento crezca. Después de observar el crecimiento de varios fragmentos que he tirado inadvertidamente mientras trabajaba con el tanque, era aparente que cuando un fragmento cae en la naturaleza, no cae con el lado roto hacia abajo, sino la rama completa cae plana hacia el sustrato. Como resultado de esta observación hice un experimento donde monté tres fragmentos de la misma colonia madre en forma diferente. Uno estaba montado de la manera tradicional, uno estaba montado acostado sobre su lado como había observado que ocurre naturalmente, y uno estaba montado con la punta de crecimiento hacia abajo. La punta de crecimiento es donde éste ocurre más rápido en la colonia. Después de uno y dos meses, las diferencias en crecimiento eran significativamente distintas. La colonia que había sido montada de la forma tradicional había cubierto alrededor de su base como era normalmente el caso. Sin embargo el fragmento montado en su lado cubrió a lo largo de todo el fragmento, produciendo una área mucho mayor desde la cual crecer. El fragmento montado con la punta de crecimiento hacia abajo había cubierto muy poco. Como resultado de este experimento, ahora monto todos los fragmentos para que la mayoría del fragmento esté tocando el sustrato, con sólo una porción del fragmento que ha sido roto sin tocando el sustrato. Esto es hecho para permitir que la porción cortada sane lejos del sustrato, donde la bacteria tiene más probabilidades de estar presente y donde el tejido cortado tiene más probabilidades de ser un punto de acceso para bacterias y otros pátogenos.

La mejor manera para montar un fragmento es asegurarlo a su ubicación deseada, ya sea con cualquiera de los superpegamentos de tipo gel en el mercado o con algunos epoxis a prueba de agua. Sea cual sea el tipo de medio escogido, la clave que hay que tener en mente es usar una adecuada cantidad de adhesivo. El fragmento puede ser montado en una ubicación en el tanque, en este caso esta debería ser considerada permanente, o en una pequeña pieza de roca viva o similar sustrato. Este último método debería ser escogido si la localización permanente eventual no ha sido decidida o si es más fácil dar seguimiento del fragmento al tenerlo en una pequeña pieza de sustrato.

Para asegurar el fragmento deberá ser removido del agua, y la porción del fragmento a la cual el adhesivo será asegurado deberá ser gentilmente secada con una tela suave o una toalla similar. Secar el fragmento es crucial ya que ninguno de los adhesivos se adhieren muy bien a las superficies mojadas. Si está siendo usado el superpegamento, una adecuada cantidad deberá ser aplicada al fragmento, la cantidad debería ser suficiente para que algo del pegamento se extienda más allá de los lados del fragmento. El fragmento con el pegamento debería ser sostenido fuera del agua por un teimpo adicional de 30 segundos para permitir que el aire forme una película en la superficie del pegamento. Esta capa de aire permitirá que el pegamento sea movido dentro del agua sin dispersarse. El fragmento puede entonces ser movido abajo del agua a su localizacón deseada y gentilmente montado en su lugar. El fragmento debería ser sostenido un su lugar por unos 60 segundos adicionales. Esto dará al pegamento tiempo para adherirse y el coral debería ser entonces puesto en su lugar. Durante este proceso el movimiento de agua en el tanque podrá ser desconectado y dejarlo apagada por 5- 10 minutos. Esto prevendrá que los fragmentos apenas asegurados no sean inmediatamente movidos después de que han sido asegurados. Después de este tiempo, todo podrá ser accionado normalmente. Este mismo proceso debería ser seguido cuando se usa resina epoxi. Una cosa que debe ser notada durante el proceso de montado, es que mientras se monta el fragmento los pólipos y tejido deberían ser tocados lo menos posible y debería tomarse cuidado extremo de no aplastar cualquier pólipo del fragmento. Pólipos aplastados son mucho más probables que se vuelvan una fuente de infección, antes que los pólipos intactos. Si el fragmento está montado en una pequeña pieza de sustrato movible, entonces debería ser montado en una manera similar, y el sustrato y fragmento pueden ser permitidos que "curen" por 30 minutos o más en una cubeta u otro recipiente fuera del tanque. Este curado fuera, incrementa la probabilidad de que el fragmento se asegurare firmemente antes de ser puesto en el tanque. Una vez que esto está hecho la pieza de sustrato puede entonces ser colocada en la localización deseada dentro del tanque. Si la localización inicial prueba ser indeseable puede ser movido a otra localización. Señales de una localización indeseable serían limitadas a no ver extensión de pólipos dentro de 24-48 horas, con el tejido deshaciéndose, blaqueamiento, o coberetura de tejido limitada o inexistente del fragmento en el sustrato después de un mes en la misma localización. Finalmente debería notarse que incluso el mejor adhesivo no mantendrá montado un fragmento de coral para siempre. El objetivo de los adhesivos es mantener el fragmento en su lugar hasta que genere suficiente tejido para mantenerse en su lugar. Bajo buenas condiciones, una adecuada cantidad de tejido debería bajar y cubrir en los primeros 30-45 días. Si después de este período de tiempo el fragmento está todavía desplazado, entonces las condiciones del tanque deberán ser revisadas para asegurarse que el nivel de calcio sea adecuado, alcalinidad y magnesio están presentes para permitir que los fragmentos crezcan.

DSC00010.jpg

Una sección del tanque del autor donde a los frags se les permite crecer juntos.

DSC00056.jpg

Una Acropora millepora azul mostrando las áreas blancas de donde fueron tomados los fragmentos.

Tanques de fragmentos

El fragmentamiento de corales se ha vuelto tan difundido que muchos hobbyistas ahora tienen un tanque separado para mantener y hacer crecer fragmentos de coral. Este tipo de tanque permite el lujo de ser capaz de hacer crecer incluso los fragmentos más pequeños sin tener que preocuparte que desaparezcan al caer entre la roca viva o que un predador acabe con un pequeño fragmento con una mordida, porque los fragmentos están fuera y así están más expuestos y no cubiertos por las colonias de gran crecimiento.Un tanque especial de frags permite a los fragmentos más pequeños ser criados y cuidados más fácilmente dado a que pueden ser vistos y revisados. Esto es importante ya que la única gran razón para que un fragmento falle en alcanzar un tamaño adecuado, es cayéndose del montaje y perderse. Por esta razón, la mayoría de los tanques de fragmentos deben ser sin sustrato (bare-bottom) ya que permite que los fragmentos que se han caído sean vistos con mayor facilidad. Es también más fácil catalogar y dar seguimiento a los fragmentos en estos tanques si se toman fotografías digitales cuando fragmentos nuevos son agregados o quitados. Al tomar fotografías y comparar la fotografía con lo que está presente, es fácil determinar si algo le ha pasado a un fragmento. Una consecuencia adicional de tomar fotografías con regularidad, es que también permite que el crecimiento de los fragmentos sea fácilmente evaluado. En este sentido puede ser determinado si el crecimiento de los corales es constante y si no está empezando a verse que factores han retardado el crecimiento, o lo han acelerado. También permite que sean comparadas las tasas de crecimiento de diferentes corales. Esto es importante si uno está buscando propagar corales para la venta, en lo que es usualmente deseable el intentar y propagar especies de crecimiento rápido, antes que las de crecimiento lento.

DSC00059.jpg

Dos fragementos de corales azules, dos meses antes de ser montados en su lugar.

Tank-Jano6-055.jpg

Los mismos fragmentos 4 meses después.

DSC00060.jpg

Acercamiento de los dos fragmentos.

Un tanque para fragmentos no necesita nada en especial, ni siquiera un tanque en particular. Puede ser un tanque que este separado del tanque principal y corriendo por su cuenta, o simplemente puede ser un pequeño tanque secundario que este unido al tanque principal. De hecho muchos aficionados ahora están utilizando sus reservorios o parte de ellos como tanques de fragmentación. El tener el tanque de fragmentación unido al tanque principal permite a los corales fragmentados estar en las mismas condiciones que las colonias. Como resultado el agua está en optimas condiciones de nutrientes así como la temperatura, calcio y alcalinidad apropiada. Los únicos dos factores que usualmente se necesitan añadir para el máximo crecimiento de los fragmentos es la iluminación y el movimiento del agua. Ambas cosas son relativamente fáciles de maximizar con pequeñas cabezas de poder y pequeños muebles con luces. Utilizando estas pequeñas unidades se puede satisfacer las necesidades para obtener un pequeño tanque de fragmentación.

Como menciono arriba, algunos aficionados están utilizando sus reservorios para cultivar los fragmentos de corales. Algunos incluso han tomado este paso mas alla y han montado más y más grandes reservorios unidos al tanque principal para poder colocar una mayor cantidad de fragmentos de coral. Estos reservorios adicionales no necesitan tener nada en especial, todo lo que necesitan hacer es poder retener agua. Grandes contenedores o recipientes de plástico son perfectos para este tipo de trabajo además de que son fáciles de taladrar, lo que también permite hacer mas simple la plomería. Estos reservorios adicionales ayudan a la buena salud del tanque principal ya que aumenta bastante el volumen de agua en el mismo con un mínimo de carga biológica.

Intercambios de fragmentos

Un interesante resultado de tener tantos hobbyistas fragmentando sus corales y siempre queriendo agregar más y distintas especies a la colección, es la llegada del intercambio de fragmentos. Al igual que los recolectores de cosas raras han hecho durante largo tiempo, los hobbyistas han encontrado que juntarse con otros que comparten su pasión, algunos dirían obseción, les permite de manera entretenida y a veces no tan cara, agregar y aumentar sus colecciones por la vía de intercambios de fragmentos. Usualmente estos intercambios son anunciados por un club local o vía internet y hobbyistas desde toda la geografía circundante vienen y traen fragmentos de corales provenientes de sus tanques. Estos intercambios se han vuelto tan populares que algunos de ellos han inducido a cientos de hobbyistas el acudir a ellos.

Inicialmente estos intercambios fueron eventos desorganizados donde la mayoría de los hobbyistas llevaron fragmentos de corales que estaban sobrepoblando sus tanques, mientras solo unos pocos hobbyistas trajeron un par de fragmentos raros. Como resultado, los hobbyistas con los framentos raros fueron abrumados mientras las cosas comunes no tuvieron demanda, lo cual frustró a los individuos que los habían llevado. Afortunadamente los intercambios evoluvionaron, y la organización ha mejorado también. Gracias a Internet y a los foros de clubes y a los boletines, los hobbyistas acuden a intercambios y pueden ahora proponer lo que planean llevar y así acertar el nivel de interés antes de llevarlos, para así llevar más o menos de los fragmentos que ellos tienen, de acuerdo al nivel de interés. Algunos de los hobbyistas ahora llegan tan lejos como establecer intercambios específicos antes de ir con otros hobbyistas, para hacer que las cosas vayan sin problemas. En la mejor concebida de estas, jerarquías de intercambios son establecidas para permitir individuos con los fragmentos más deseables el obtener la primera oportunidad de escoger entre también los otros fragmentos más deseables. Este nuevo giro incrementa la probabilidad de que fragmentos más raros y mejores estén presentes y así incrementa aún más el grado en que acude la gente . Dado que muchos de estos hobbyistas están demasiado lejos entre sí, y que no es probable que vean las colonias o fragmentos, muchos hobbyistas ahora llegan tan lejos como para fotografías digitales de sus corales y fragmentos, para dar a los hobbyistas que acuden al intercambio una idea aún mejor de lo que podría estar disponible. Entre más información es dada antes de un intercambio, más probable de que sea exitoso.

Si un nuevo hobbyista desea acudir a una de estas reuniones, todo lo que necesita hacer es ir a los mensajes de foros basados en arrecifes o contactar a su club de acuarios local o sociedad, y ver si algunos intercambios están ocurriendo localmente. Incluso si uno no tiene algo para intercambiar, muchos de estos intercambios permiten que los fragmentos sean vendidos, usualmente a precios muy razonables. Estos intercambios proveen muchos beneficios al hobby. Permiten que corales raros e incluso comunes sean diseminados a más y más hobbyistas sin la necesidad de que corales sean removidos del arrecife. Justamente por eso, muchos de los hobbyists que acuden a estas reunones gustosamente proveen información útil acerca de lo que están haciendo, en un ambiente divertido y no amenazante, donde es menos probable que sean criticados por expresar su opinión. Como resultado del éxito de estos intercambios de fragmentos, se da el incremento del éxito general dentro del hobby. Por último también proveen otro aspecto divertido al hobby al permitir que inviduos se reunan.

Mientras el hobby continúa expandiéndose, se está olviendo más y más probable que restricciones eventuales sean establecidas en la toma de corales del arrecife. Afortunadamente el incremento del éxito en el manteniiento de corales en la década pasada está permitiendo que cada vez más y más corales se propaguen lejos del mar. Como resultado, incluso si la cosecha de corales del mar tomara lugar, es altamente improbable que esto minimizara dramáticamente la disponibilidad de corales hermosos conforme el tiempo pase. De hecho, podría incluso incrementarse el nivel de éxito ya que sólo esos corales que han mostrado ser tolerantes a las condiciones de cautiverio estarén disponibles. Justo como la "acropora de Stuber " ha sido propagada y ahora está literalmente en cientos de tanques, lo mismo podría volverse realidad para muchos de los corales que ahora estamos propagando ahora dentro de nuestros tanques.

Document Actions
blog comments powered by Disqus
ADVANCED AQUARIST